La endometriosis, es una condición de salud considerada por los expertos como benigna, pero que se desarrolla de manera crónica y progresiva en el cuerpo de la mujer, causando dolor e inflamación en la cavidad pélvica. Sucede cuando el tejido endometrial que pertenece al endometrio es encontrado afuera del útero, principalmente adherido a los ovarios, las trompas de falopio, y a los ligamentos del sistema reproductor femenino. Se considera como una enfermedad que afecta el desenvolvimiento hormonal, los niveles inflamatorios del organismo, y el bienestar general de la mujer que la padece. Al ser una condición inflamatoria, se esparce por todo el cuerpo, afectando más de 30 órganos y 10 sistemas del organismo, y causando tumoraciones, aparición de implantes del tejido endometrial en varios órganos, quistes, dolor constante y adherencias.

La Endometriosis es la segunda condición ginecológica más conocida y tratada a nivel mundial. 

Algunas pacientes han sido diagnosticadas con implantes de endometriosis en órganos como el intestino, los pulmones o la vejiga. Cuando esto sucede, y el tejido crece en lugares a donde no pertenece, y luego no tiene forma de abandonar el cuerpo, causando dolor, hemorragias, inflamación y reduciendo la calidad de vida de las pacientes. Alrededor del mundo, 176 millones de mujeres padecen endometriosis, siendo la segunda condición ginecológica más tratada y conocida a nivel mundial. Sin embargo, los tabúes y el desconocimiento relacionados con la misma son cada vez más, y aún no existe una cura o tratamiento completamente efectivo para la misma. Al menos una de cada 10 mujeres sufre de esta condición, siendo este número más impactante que los relacionados con otras condiciones como la diabetes o el cáncer. La desventaja de la endometriosis es que, al no tener una cura o tratamiento, las mujeres que la padecen pasan gran parte de su vida productiva buscando soluciones para vivir lo mejor posible con la condición que les aqueja.

Una mujer que cree padecer endometriosis, visita alrededor de 5 o 6 especialistas antes de ser diagnosticada con la enfermedad, por lo que permanece alrededor de 10 años con un diagnóstico incierto, y con dolores pélvicos que suelen ser confundidos con los síntomas del período menstrual. Los síntomas relacionados con la endometriosis, suelen ser pasados por alto ya que la mayoría de los especialistas subestiman el dolor que puede padecer la paciente. No es si no, hasta la realización de una cirugía laparoscópica, que una mujer puede ser realmente diagnosticada con una de las cuatro etapas de la endometriosis, las cuales varían dependiendo del grado de gravedad de la condición. Al realizar la laparoscopia, el especialista puede determinar no solo la etapa, sino también que también la condición en que se encuentra el aparato reproductor femenino, y puede ayudar a la paciente a tomar mejores decisiones en cuanto a su salud.

 

La causa de la endometriosis es totalmente desconocida en la actualidad. La mayoría de las investigaciones realizadas a la fecha arrojan diferentes teorías entre las que se encuentran: (1) factores genéticos, (2) deficiencias hormonales y del sistema inmunológico, (3) menstruación retrógrada o útero retrovertido, (4) factores ambientales contaminantes, entre otros. 

Endometriosis: ¿Qué es?

Síntomas que puedo presentar...

 

La endometriosis causa múltiples y variados síntomas desde leves hasta graves durante todo el mes, no solo durante el período. Esto se debe a que la cantidad y la localización de los focos de endometriosis varía en cada mujer, y también porque la enfermedad no siempre se comporta de la misma manera en todas. Es bueno conocer e identificar los síntomas, cuáles son los que más afectan, y cómo tratarlos. Muchas mujeres tienen síntomas relacionados con la endometriosis que son confundidos con los síntomas de la menstruación. Sin embargo, 1 de cada 5 mujeres presentan una endometriosis asintomática, por lo que es más difícil diagnosticarla, y se producen más daños en el sistema reproductor femenino. Hay que tener en cuenta que en la mayoría de las pacientes no existe una correlación entre el grado de endometriosis y el nivel de dolor que experimentan. Una mujer con síntomas múltiples puede encontrarse en una etapa I, mientras que una mujer sin síntomas puede estar en etapa IV. 

Los síntomas de la Endometriosis son numerosos y consistentes. Si tienes dos o más de estos síntomas, procura a un especialista:

  • Dolor e inflamación antes y durante la menstruación

  • Hinchazón abdominal y dolor relacionado con el movimiento de los intestinos

  • dolor pélvico en la parte delantera y trasera

  • Dolor durante las relaciones sexuales

  • Infertilidad

  • Sangrado del recto durante la menstruación

  • Náuseas o vómitos que empeoran antes de la menstruación

  • Fátiga

  • Orina con dolor durante los períodos o recurrencia a cistitis

  • malestares gastrointestinales como diarrea, estreñimiento y naúseas

  • depresión y ansiedad

Etapas de la endometriosis

la primera etapa es conocida como etapa mínima, ya que la presencia de lesiones y adherencias es superficial, y los implantes de endometriosis son pequeños y dispersos. en esta etapa el síntoma más común es la inflamación y el dolor en la zona pélvica, y usualmente no se requiere cirugía a corto plazo, sino un tratamiento para evitar el crecimiento del tejido cicatrizal. 

Etapa 1

 

la etapa moderada abarca síntomas más consistentes y significativos, pues las adherencias y los implantes de endometriosis no solo están en la pelvis y los ovarios, sino también en las trompas y otros órganos del cuerpo de una manera profunda. esta etapa se trata quirurgicamente, ya que se busca preserver la fertilidad y evitar el tejido cicatrizal.  

Etapa 3

 

la segunda etapa es leve, con síntomas moderados de inflamación y dolor, y adherencias más acentuadas en la zona pélvica y en los ovarios. los implantes de endometriosis son más significativos, pero pequeños, por lo que la cirugía a corto plazo no siempre es requerida, a menos que la paciente tenga mucho dolor, o que la condición no se trate a tiempo y se necesite intervenir quirurgicamente.  

Etapa 2

 

es la más complicada y díficil de tratar, ya que las adherencias y los implantes de endometriosis cubren la mayor parte de la cavidad pélvica. en los ovarios se pueden encontrar endometriomas (quistes) de gran tamaño. la concurrencia de estos implantes causa el bloqueo de las trompas, causando infertilidad, y otros síntomas como dolor pélvico constante, fátiga, y problemas gastrointestinales.  

Etapa 4